Aunque la ciudad de San Luis Potosí es famosa por su Procesión del Silencio, lo cierto es que la capital potosina, además de las manifestaciones religiosas profundamente arraigadas, ofrece una amplia oferta de actividades culturales, artísticas y deportivas durante la Semana Mayor y la Semana de Pascua.

Anualmente incrementa el número de actividades, al igual que el de los visitantes, ubicando a esta ciudad como uno de los destinos turísticos preferidos en México durante la Semana Santa.

Uno de los principales atractivos es la Fiesta de Luz o Vialucis Potosino, donde edificios históricos cobran vida con la proyección de audiovisuales inundados de imágenes multicolor que cuentan al espectador la pasión, muerte y resurrección de Jesús; esta danza de luces se complementa con pasajes de las tradiciones de Semana Santa más arraigadas entre los potosinos.

Se puede decir que todo comienza el Viernes de Dolores, cuando los principales barrios de la ciudad rememoran una tradición de cinco siglos: los Altares de Dolores. El barrio de Tlaxcala es donde la tradición mantiene mayormente su arraigo, particularmente en la calle Altamirano, mejor conocida como el “Callejón del Buche”. Aquí, este día se convierte en una fiesta popular con danzas, música de banda, pirotecnia, deliciosos antojitos regionales y la invitación para que los visitantes entren a las casas a admirar los altares y probar la refrescante agua de chía. También, algunos museos y centros culturales de la ciudad exhiben Altares de Dolores elaborados por renombrados artistas.

Los vía crucis que se escenifican en el barrio de Guadalupe y en Armadillo de los Infantes –un pintoresco poblado cercano a la capital anteceden a la magna celebración del Viernes Santo: La Procesión del Silencio. En punto de las 8 de la noche, 28 cofradías parten del Templo del Carmen, cargando monumentales imágenes en una marcha silente, interrumpida únicamente por el doloroso redoblar de los tambores y el agudo sonido de las trompetas.

Al día siguiente, el Sábado de Gloria, al caer la tarde, una multitud se congrega en la Plaza de Fundadores para ver la tradicional Quema de Judas. Además, durante toda la Semana Mayor y los días de Pascua, hay una gran variedad de actividades artísticas y culturales en las calles de la ciudad. Conciertos, exposiciones, obras de teatro, callejoneadas, conferencias y visitas guiadas son parte del programa festivo.

El viernes de la Semana de Pascua a las 7 y media de la noche, parte de la arquería del palacio municipal una callejoneada acompañada por estudiantina, que recorre las principales calles del centro histórico. Estas mismas calles ven revivir al día siguiente una serie de personajes fantasmales como la Llorona, la Dama Enlutada, la Loca Zuleida y Juan del Jarro. Se trata de la escenificación de leyendas potosinas a cargo del grupo teatral Doble Espacio. Y el domingo, las famosas marionetas de Guillermo Azanza cierran con broche de oro este programa festivo.

En lo deportivo destaca, del 29 de marzo al 5 de abril, el torneo internacional de tenis “San Luis Open Challenger Tour”, organizado por el Club Deportivo Potosino. Y así, cada instante se disfruta y se vive plenamente en San Luis Potosí, puede ser a bordo del tranvía turístico o recorriendo pausadamente las calles peatonales del centro histórico para sorprenderse a cada paso.

Fotos: Lorenzo Armendariz

Comments are closed.