Uno de los más representativos destinos coloniales de México es Puebla: refleja su arquitectura decorada con talavera y su gastronomía que enamoran y cautivan a sus visitantes.

La cocina poblana es mucho más que sólo platillos típicos, es resultado de un mestizaje de la comida prehispánica con la española, que le otorga a cada creación un toque de originalidad por sus colores, olores, sabores y texturas.

La evolución de la gastronomía poblana retoma sus orígenes y le suma una marcada influencia de la cocina francesa y árabe.

Visitar esta tierra poblana por su gastronomía es disfrutar suculentos platillos tradicionales, como el característico mole poblano, uno de los más platillos más representativos de México, los chiles en nogada y otras delicias, como las chalupas, las cemitas y el popular taco árabe.

Sin embargo, los ingredientes de estos platillos sumados a la creatividad de las nuevas generaciones han transformado el sabor de la cocina poblana.

Viajar a Puebla es ser testigo de una ciudad llena de historia y cultura, pero también de sabores inigualables, con un menú de opciones infinitas en el que siempre existe algo nuevo y distinto por probar.

Comments are closed.