• Xico

Conoce las maravillas que Xico guarda en cada uno de sus rincones.


Bosque mesófilo

Pocos sitios en México tienen este ecosistema y gran biodiversidad. Desde tu llegada a este mágico pueblo podrás disfrutar de hermosos paisajes, cubiertos permanentemente por una ligera niebla que crea una atmósfera especial en cada rincón. Aquí, en pleno corazón del poblado, se encuentra el centro holístico Ari Shemot, lugar perfecto para relajar el espíritu. 

Belleza antigua 

Es un deleite caminar por sus calles adoquinadas de trazos zigzagueantes, mientras observas algunas de las construcciones que han sido restauradas y que te llevan al encanto de épocas antiguas, tal es el caso del hotel boutique Las Magdalenas o algunos restaurantes que, con el esfuerzo de sus propietarios, poco a poco logran ubicarte en un lugar sin imitación.

Pueblo colorido 

El color es un destello más que caracteriza a este poblado. Un ejemplo son los colores encendidos de las fachadas de las casas que se mezclan con la usual neblina que nunca distrae su avivada cotidianidad. Justo el 22 de julio (fiesta patronal) se decora la calle principal, que sube a la iglesia, con alfombras coloridas de aserrín, las calles y casas se visten con elementos de color amarillo, azul y blanco.

Manos creadoras

A pesar de que Xico es una población que económicamente depende de la producción de café de altutra, debido a que el clima y la altitud se lo permiten, existen artesanos que diseñan peculiares máscaras que son utilizadas en las danzas de sus fiestas religiosas, en las que también puedes descubrir su ingenio y talento por los tapetes que crean para cada una de estas ocasiones.

Aventura natural 

Al estar insertado en una zona de ríos y montañas, aquí se practica todo tipo de deportes extremos. El senderismo forma parte esencial de las actividades del lugar, sin embargo, si tu deseo es descubrir sus cañones, cascadas y lo más profundo de la zona boscosa, lo mejor es que contrates algún tour de cañonismo. Hay rutas perfectamente trazadas en las que descubrirás lugares increíbles.

Sabores auténticos 

La cocina xiqueña es una mezcla de herencia, cariño a sus tradiciones e ingredientes locales que le dan un toque único. Una extensa variedad de ingredientes: chiles, semillas y especias hacen del mole Xico uno de los moles mexicanos más sabrosos, aunque poco conocido en nuestro país. La mayoría de los restaurantes lo ofrecen en su carta. Sí lo deseas, también lo puedes llevar envasado a casa ¡Es delicioso!