• Austin Puente
  • Austin compras
  • Austin Capitol
  • Austin Perlas

Quién mejor que una persona que radica en la capital de Texas para saber cómo disfrutar de un destino que lo tiene todo en poco tiempo.


Por la mañana busqué a Elisa, una amiga mexicana que desde hace cuatro años se estableció en esta metrópoli. Fui clara al pedirle que tenía ganas de conocer este destino desde los ojos de una verdadera citadina, y que el tour me respondiera: ¿qué hace un habitante de esta gran urbe un fin de semana cualquiera? 

9:00 hrs. Tiempo de pedalear 

El día comenzó cuando arribamos al centro para aproximarnos a una de las tantas esquinas en las que está disponible B-Cycle, un sistema de bicicletas públicas en renta. La primera parada fue en Barton Springs Pool, un conjunto de albercas naturales alimentadas por manantiales. El color cristalino de sus aguas fluye a lo largo de piedras calizas en las que la gente reposa y se asolea.

En un bote iniciamos nuestro recorrido por un brazo de agua que nos condujo al cause principal del Lady Bird Lake. Cuando llegamos, quedé pasmada con la postal que tenía enfrente. La mezcla de la naturaleza, los edificios que se levantan a orillas del Río Colorado y los enormes puentes que cruzan este caudal de agua, son un paisaje único que te permite contemplar la ciudad de abajo hacia arriba. 

13:00 hrs. ¡A bordo de un segway! 

Ya en Sixth Street District, una de las zonas con más vida de la ciudad, cada una de nosotras abordó un vehículo eléctrico de dos ruedas, conocidos como segway. El paseo comenzó cuando nos enfilamos a los distritos principales del centro y llegamos a Congress Avenue, al final de ésta se abre un bello panorama que permite ver de frente el monumental Capitolio Estatal de Texas, el más alto de Estados Unidos.

Seguimos un camino que nos condujo a esquinas adornadas por esculturas de guitarras. Estas obras artísticas expresan el alma musical de Austin alrededor de toda la ciudad existen 48. Finalmente, cruzamos el río para llegar a Palmer Events Center, un centro de convenciones con un espectacular mirador. 

15:00 hrs. Una tarde relajada 

Arribamos a la animada South Congress, una avenida con una gran oferta de restaurantes con terrazas al aire libre y música en vivo. Entramos a Perla’s, un sitio que se extiende sobre un patio de roble ambientado con sombrillas, bancas de madera y luces que cruzan un árbol que se impone en medio de las mesas. Mientras esperábamos a ser atendidas, me detuve a observar su atmósfera chic y relajada. Sin duda, el lugar ideal para pasar una tarde veraniega. 

18:00 hrs. La sorpresa de la noche 

Elisa me guió hasta Congress Avenue Bridge, uno de los puentes más bellos de Austin. Inesperadamente salieron, de la parte interna del puente, miles de murciélagos que volaron en conjunto hacia una misma dirección. La vista era impresionante, la colonia de animales parecía una enorme nube negra que cubría el cielo rosado. Este fenómeno se presenta cada verano.

Para cerrar con broche de oro cenamos en Frank, un restaurante ubicado en Warehouse District, una colonia del centro. La oferta principal del lugar son enormes hot dogs con salchichas de cerdo y ternera, así como cervezas heladas. Al finalizar le agradecí a Elisa porque me permitió ser parte de un fin de semana cotidiano en Austin.

Comments are closed.