McAllen es famoso por ser un destino de compras obligado, porque tiene una gran variedad de tiendas y productos para todos los gustos y presupuestos. En esta ocasión decidí explorar la otra parte de la ciudad, una poca conocida, su lado B.

Texto y fotografía por Daniel Cuevas

El recorrido lo inicié en su centro, donde sobresale la Chase Texas Tower, el edificio más alto del área. Bajo su sombra convive un entramado de calles llenas de tiendas con las mejores ofertas en perfumes, telas, ropa al mayoreo o artículos deportivos. Caminar por aquí me provocó una sensación peculiar, que sólo las ciudades fronterizas tienen; los idiomas confluyen igual que las personas y las mercancías.

No hay modo de salir intacto de ese trajinar, porque seguramente algún producto encontrará lugar en tu maleta de regreso a casa. Después de conseguir lo que buscaba, un perfume para mi madre y unos tenis, opté por perderme entre sus calles y dejar que mis pasos me llevaran de una calle a otra, local tras local.

Adelante descubrí que ese mismo centro de ciudad se transforma por la noche y se vuelve un lugar festivo. La calle 17 se convierte en peatonal desde Av. Austin hasta Av. Dallas. Su movida es tan impresionante, que me recordó a la Quinta Avenida de Playa del Carmen; los jóvenes van de un lugar a otro cambiando de atmósfera, de música y hasta de compañía, mientras que la fiesta invade la calle y se vuelve una romería con los partisanos que trajinan desafiando a la noche y a la juventud.

Mi atención se enfocó en The Patio on Guerra y en Suerte Bar & Grill, dos lugares muy distintos entre sí. El primero, revive un ambiente de finales del XIX, mezclado con salsa en vivo los fines de semana. Es ideal para una buena cena romántica, complementada con el baile que nos caracteriza a los latinos. Por otra parte, Suerte Bar & Grill es para los más trasnochados, ambientado por Dj’s y motivos de lotería mexicana, donde la selección de cocteles acompañado con esquites, es uno de sus fuertes.

Más allá del Tex-Mex

McAllen está repleto de restaurantes Tex-Mex, curiosa mezcla de comida mexicana con gustos tejanos. Como recomendación, me quedé con The Republic of the Rio Grande, una cantina que en jueves es visitada por ejecutivos en citas fuera de oficina o a la salida del trabajo. Para empezar, opté por una ensalada de fajitas con chimichurri y un filete de barramundi con una salsa de vino blanco como plato fuerte. Lo acompañé con un coctel serrano rita: una mezcla de tequila, coñac, jugo de limón y un toque de jarabe de chile serrano.

La propuesta gastronómica de House, Wine & Bistro se basa en el deleite de grandes vinos y la combinación exacta de maridajes, olores y texturas. El lugar se precia de tener una de las mejores cavas en McAllen; su ambiente es sofisticado sin llegar a lo pretencioso. Aquí deleité el tincho, una combinación de vino blanco dulce con jugo de limón bien frío, acompañado por unos camarones al ajillo o una pizza al pesto. Y de postre, un cheesecake con queso de cabra y un crème brule mezclado con lavanda y una infusión de earl grey.

El lado natural

Quinta Mazatlan es una mansión de adobe, edificada en los años 30 del siglo XX. Propiedad de Jason y Marcia Matthews, pareja de artistas viajeros aventureros, bien acomodados, que quisieron honrar con este nombre la belleza del puerto sinaloense.

Este lugar fue testigo de grandes fiestas en la época en que la prohibición del alcohol estaba en su apogeo; la alberca trasera delata lo que debieron ser reuniones esas. Actualmente es un centro de conservación natural, que busca enriquecer la vida de la comunidad compartiendo el conocimiento sobre plantas, aves y ecología. Tiene senderos para observación y retrato de aves, mariposas y plantas nativas, así como con un mariposario, lugar para camping, talleres y visitas guiadas que te introducirán en el mundo de vivir verde y en sintonía con la naturaleza.

Otra opción es el National Butterfly Center, situado en la frontera con México. Es un centro de conservación de 40 hectáreas, dedicado a la preservación y estudio de las mariposas en su hábitat natural. No te sorprendas si de un paso a otro te ves rodeado por cientos o docenas de ellas.

También cuenta con un jardín botánico nativo con senderos interpretativos, cámaras trampa para la observación de especies nocturnas y espacios de alimentación de aves en su entorno natural, lo que se vuelve un plus para los observadores y fotógrafos quienes, con su lente, logran inmortalizarlas.

El inevitable Mall

Uno no puede irse de McAllen sin haber pisado un centro comercial. La Plaza Mall es la última parada antes de abordar el avión, debido a su ubicación frente al Aeropuerto Internacional. Aquí se encuentran la mayoría de las marcas de diseñador.

Si vienes de compras, planea tu viaje en las épocas de fin de temporada. Entra a los websites de los malls del área y elige fechas.

Guía Práctica

¿Cómo llegar?

Aeromar cuenta con vuelos desde la Ciudad de México a McAllen.

Lunes miércoles, viernes y domingo

¿Dónde Cómer?

House, Wine & Bistro

housewineandbistro.com

Republic of the Rio Grande

therepublicoftheriogrande.com

Logan’s Roadhouse

logansroadhouse.com

¿Dónde Dormir?

Renaissance Casa de Palmas

marriot.com/hotels/travel/mfebr

Drury Inn Suites McAllen

druryhotels.com

Compras

La Plaza Mall

simon.com/mall/la-plaza-mall

Palms Crossing Shopping Center

facebook.com/palmscrossing

Naturales

Quinta Mazatlan

quintamazatlan.com

National Butterfly Center

nationalbutterflycenter.org

Vida Nocturna

The Patio on Guerra

patioonguerra.com

Laguna Bob

www.facebook.com/Suertebargrill

@SuerteBar

Más Información

mcallencvb.com

Comments are closed.