Por Norma Esqueda

Cada partido representa un gran reto. Con mayor preparación física y mental se enfrentan grandes desafíos y se logran buenos resultados.

En México se lleva a cabo una de las competencias más importantes y que tiene como sede el bello puerto de Acapulco: el Abierto Mexicano de Tenis. Un evento donde participan los más destacados e importantes tenistas del mundo. Figuras que en muchas ocasiones nos dejan satisfechos por su gran desempeño durante su participación.

Con una raqueta, la clásica bola verde y playera y short blanco, elementos básicos del tenis, deporte que en sus modalidades individuales o dobles, se ha caracterizado como uno de los más elegantes y tradicionales, nos encontramos con Lucas Gómez, un tenista que promete mucho durante este 2018.

Participar en el Abierto Mexicano de Tenis del año pasado fue un gran reto. Tuve que entrenar muy duro con los elementos que tenía a mi alcance. Al final, los resultados fueron poco favorables. Creo que todos esperábamos otro marcador. No fue satisfactorio, pero en cada golpe que le propiné a la bola, puse mi mayor esfuerzo.

Fue una experiencia difícil, después de una derrota vienen muchas críticas porque los resultados no fueron los esperados. Son experiencias que valen la pena, porque me hicieron más fuerte y valorar cada esfuerzo; siempre trato de sacar todo lo positivo en cada partido para corregirlo y trabajar más duro. Es una manera de conocer mis áreas de oportunidad.

No todo es pesimismo, porque así como hay derrotas en la vida, también hay victorias. Ningún resultado es por casualidad, llega tras muchos años de trabajo físico y mental. En cada partido reflexiono y aprendo sobre mis puntos a mejorar, así como los de mis contrincantes. Sus estilos, técnicas y movimientos son un aprendizaje para mejorar en cada juego y ganar más confianza.

El tenis es un deporte que ha tenido importantes figuras en nuestro país, que han marcado una era y han dejado un legado, como Rafael Osuna Herrera, Raúl Ramírez, Leo Lavalle, Francisco Maciel, Agustín Moreno, Antonio Palafox, Angélica Gavaldón, Melissa Torres, Rosa María Reyes, Alejandra Vallejo o Alejandro Hernández. En el plano internacional, las grandes figuras siguen marcando la era del tenis y me impulsan a ser mejor cada día y a prepararme incansablemente.

Estoy orgulloso de haber empezado a corta edad este bello deporte. El amor y pasión que mi padre me transmitió por el tenis, ha hecho que me prepare mucho más en cada partido; siempre dar mi máximo en cada raquetazo.

El tenis en México es de mayor acceso (aunque aún es costoso practicarlo) y sigue siendo un deporte de gran relevancia. El reto de México en cuanto al mundo del tenis es continuar su crecimiento y lograr un liderazgo más significativo en todo el mundo.

Comments are closed.