Texto y fotos: Daniel Cuevas

Volé a McAllen para cerrar acuerdos y coordinar logísticas de importación para la compañía, había sido una semana muy intensa y llena de estrés, la agenda fue tan complicada que no alcanzaba a tomar el vuelo de regreso de las 5 de la tarde del viernes, así que decidí darme una pequeña recompensa por los éxitos obtenidos y disfrutar de un par de días de merecido descanso en Isla del Padre.

Había rentado un auto para trasladarme por McAllen, así que extendí el tiempo de entrega y me dispuse a tomar carretera el mismo viernes al finalizar mis compromisos. Dejé corbata y saco en el asiento trasero, desabotoné el cuello de mi camisa, puse en mi reproductor “Hold tight” de la banda sonora de la película Death Proof de Quentin Tarantino, y encendí el auto. Delante mío estaba disfrutar del volante, la autopista, mi música favorita y de un paisaje tan tamaulipeco, al final de cuentas, el sureste de Texas y Tamaulipas comparten el mismo corredor biológico.

En hora y media de trayecto, que se deslizó como agua entre los dedos al volante, apareció frente a mí Port Isabel y su faro histórico, la puerta de entrada a Isla del Padre. Decidí hacer una pausa en el camino y aprovechar los últimos momentos de luz, visitar su pequeño museo y subir al faro, que ahora funciona como mirador.

La vista valió la parada: un puente que conecta a la isla con el continente, los vestigios de otro más antiguo -el primero en conectarla-, y la isla, extensa y alargada sin que mis ojos pudieran divisar su fin. Edificios de hoteles, casas de playa y marinas prometían un muy buen fin de semana. No espere más y crucé el puente, mientras el sol en el retrovisor desaparecía lentamente, me prometí a mi mismo que al siguiente día disfrutaría de ese atardecer sin estar al volante.

Mi día comenzó muy temprano, había agendado una visita guiada al Birding and Nature Center. La mejor hora para ver aves son el amanecer y el atardecer, y como mi intención era disfrutar del último tranquilamente, opté por madrugar. Al comienzo nos recibió una espesa neblina, pero poco a poco, con la salida del sol, la misma se fue disipando y dio paso a la luz y al avistamiento de diversas especies de aves marinas, que en ese entonces hacían búsqueda por el alimento del día. El guía del grupo nos hacía reparar en puntos que para el neófito son arbustos, pero que entre las hojas un ave se desplaza armoniosa, hasta que al sentirse observada emprende el vuelo. Al terminar el recorrido decidí caminar una cuadra hasta el Sea Turtle Inc, un centro de conservación, rescate y rehabilitación de tortugas, que se mantiene sólo de donaciones. El sitio cuenta con varios estanques donde habitan decenas de tortugas, algunas en espera de un mayor tamaño para sobrevivir en el medio natural, otras en recuperación de alguna enfermedad o accidente.

Uno de los mejores para ver el atardecer es, sin lugar a dudas, el Bar Louie’s Backyard. Un sitio sorprendente, de tantos recovecos, salones con diferentes ambientes, grupos en vivo, zona para deportes y juegos, terrazas para tomar una cerveza o bien para cenar, con vista hacia el continente y el ocaso, que en unos minutos haría presencia. Decidí optar por la barra acompañado de una Miller muy fría, inmiscuirme en la plática de mis vecinos, ser invitado a otras, esperando el momento en que el sol se desliza, suave pero fugazmente, en el horizonte. Había cumplido uno de mis objetivos en la isla.

La mañana del domingo me permití más tiempo entre las sábanas para después salir a caminar por la playa, darme un merecido chapuzón en el océano y rentar un jetski por media hora antes de darme un baño, hacer check out y tener un almuerzo muy mexicano en el Hotel Isla Grand, uno de los primeros en ser construidos, como lo demuestran sus fotos a la entrada del restorán.

Era hora del regreso a casa, estaba justo a tiempo para entregar el auto, documentar, y volar de vuelta para descansar en casa e iniciar otra semana de trabajo con la energía renovada.

Guía Práctica

¿Cómo llegar?

Desde Cd Mex o SLP vuelo Aeromar a McAllen. Los días lunes, miércoles, jueves, viernes y domingo.

1.30 minutos en auto rentado desde McAllen.

¿Dónde Cómer?

Sea Ranch Restaurant 33300 State Park Road 100, South Padre Island, TX

searanchrestaurant.com

Gabriella’s 700 Padre Blvd, South Padre Island, TX

gabriellasspi.com

The Cafe on the Beach 3616 Gulf Blvd, South Padre Island, TX

palmsresortcafe.com

¿Dónde Dormir?

Hilton Garden Inn

7010 Padre Blvd, South Padre Island, TX

hiltongardeninn.hilton.com

Sapphire

310 Padre Blvd, South Padre Island, TX

sapphiresouthpadre.com

Schlitterbahn Beach Resort

33216 State Park Road 100,

South Padre Island, TX

schlitterbahn.com/south-padre-island

Laguna Bob

2401 Labuna Blvd, South Padre Island, TX

lagunabob.com

Isla Grand Beach Resort

500 Padre Blvd, South Padre Island, TX

islagrand.com

The Palms Resort on the Beach

3616 Gulf Blvd, South Padre Island, TX

palmsresortcafe.com

Vida Nocturna

Louie’s Backyard

2305 Laguna Blvd, South Padre Island, TX

lbyspi.com

 

Más Información

sopadre.com

Comments are closed.