Desde el Norte hasta el Sur, el territorio nacional ofrece rincones increíbles para disfrutar de un excelente fin de semana. Acompañado de tu libreta de viaje te invitamos a descubrir los Pueblos Mágicos cercanos a todos nuestros destinos, en cada escala conocerás las tradiciones y las costumbres de pequeñas poblaciones que orgullosas conservan intactas sus raíces. Esta es la segunda de cuatro partes.

 

Palizada, Campeche

A las orillas del rio Palizada se levanta una pequeña comunidad con encanto especial. Sus coloridas casas de dos aguas techadas con teja francesa, sí, leíste bien, tejas fabricadas en Francia que en antaño, la comunidad, recibía a cambio de las maderas preciosas que se mandaban a Europa desde este lugar. Un paseo por sus calles y plazuelas es revivir el sabor de la provincia mexicana. Los portones y ventanales de todos tamaños en su mayoría fueron elaborados con finas maderas en los siglos pasados y son de una belleza peculiar.

La diferencia está en los detalles

Si tu antojo es por los productos de la pesca del día. No debes pensarlo más y debes probar los exquisitos platillos preparados con pejelagartos, topotas o robalo, en el mercado municipal los preparan de múltiples formas. Para rematar, no te puede faltar un delicioso chocolate, es la tierra del cacao y, los chocolateros están a la orden del día.

Xilitla, San Luis Potosí

El domingo es el mejor día para estar en Xilitla, pues es día de mercado. Los zacahuiles –tamales de hasta dos metros de largo- salen para presentarse en las mesas y son bien acompañados por risas, pláticas y exquisito café proveniente de la región.

Un paseo por sus calles permite disfrutar de su arquitectura de elegantes casonas, que son abrazadas por la exuberante vegetación que rodea al pueblo. Al filo de las dos de la tarde, una visita al Jardín Miguel Hidalgo nos hace vivir la Huapangueada dominical, donde niños, mujeres y hombres se reúnen para bailar al ritmo del huapango.

Al estar aquí no es difícil darse cuenta el por qué el inglés Edward James quedó cautivado y decidió construir un jardín escultórico surrealista en Las Pozas, uno de los tantos hermosos escenarios naturales que Xilitla tiene. Una visita a este especial lugar nos permite soñar despiertos y gozar de la arquitectura integrada a la naturaleza.

También visita: La cascada Los Comales, uno de los secretos mejor guardados de Xilitla, donde podrás entrar a un temazcal y hacer turismo de aventura.

 

Comments are closed.