Envuelto en un aura de permanencia, un ambiente natural privilegiado y un legado de historia incomparable, así es el Mundo Maya. Te damos la bienvenida para descubrir todo lo que rodea a esta espectacular región del sureste mexicano, que comprende los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas.

La civilización maya fue una de las culturas más sobresalientes del mundo antiguo, evidencia de ello se encuentra en sus asombrosas obras arquitectónicas y en el alto desarrollo alcanzado en las artes, como la escritura, alfarería, pintura y escultura.

El Mundo Maya, hoy en día, también es desarrollo, modernidad, placer, lujo y confort, una combinación perfecta para descubrir y disfrutar del legado de una de las civilizaciones más antiguas de todo el mundo. Bienvenido al paraíso…

Yucatán: Tierra legendaria por sus zonas mágicas
El estado insignia del Mundo Maya. En su territorio se encuentran sitios arqueológicos de gran relevancia: Chichén Itzá, Uxmal y Ek Balam; sin embargo, éstos forman parte de un abanico infinito de opciones para disfrutar. Es una tierra de historias y maravillas eternas, de gente amable y exquisita gastronomía. Un pueblo milenario que mantiene vivas sus tradiciones y que lo hacen único.

Sus haciendas son orgullosos testigos de su pasado, las cuales nacieron y vivieron el gran auge del henequén que comenzó a comercializarse desde finales del siglo XIX. Actualmente estas haciendas recobran su esplendor y ofrecen hermosos espacios para disfrutar de todo el lujo y confort en un ambiente único, ya sea para disfrutar de una comida de negocios o consentirte con un hospedaje de lujo, incluido un masaje relajante en su spa.

La capital del estado es una ciudad vibrante, llena de vida y tradiciones. Sus calles y plazas son el lugar ideal para palpar el ritmo cotidiano de su gente. Déjate envolver por su música y sus bailes, la jarana yucateca, el bolero y muchos más. Conoce la historia completa del Mundo Maya en su espectacular museo que con tecnología de punta sigue cautivando a sus visitantes. Las noches en Mérida son fascinantes: cafés al aire libre, restaurantes, bares y hasta serenatas al pie de la banqueta son el repertorio de veladas inolvidables.

Tabasco: Donde nace el cacao, aventura, cultura y misticismo
Orgullosos de su legado, los habitantes del estado resguardan las tradiciones y te muestran cómo se cultiva, cosecha y prepara este elixir bajo costumbres ancestrales y en su entorno natural. Recorrer las haciendas cacaoteras en la cercanía de Comalcalco es toda una experiencia mágica, el ambiente que les rodea es incomparable: plantíos de cacao, ríos y lagunas acompañados por el hermoso e inigualable canto de las aves.

La ruta incluye la visita a un pequeño museo donde podrás conocer la historia y elaboración del chocolate, disfrutar de un paseo por los jardines botánicos, degustar el chocolate y tener contacto con el pasado rodeado de la belleza de este lugar.

En esta misma región se encuentra Comalcalco, única ciudad maya construida con ladrillos de barro cocido y concha de ostión. Debes tomarte el tiempo necesario para recorrer sus templos, el palacio, la gran acrópolis y otras impresionantes edificaciones que conforman el complejo.

Quintana Roo: Paraíso en la tierra y en el mar
Los mayas encontraron el paraíso y ahí construyeron decenas de ciudades que, hoy, convierten al estado de Quintana Roo en el sueño de muchos turistas alrededor del mundo. No es para menos, la Riviera Maya se ha convertido en un destino sofisticado, trendy y sibarita. Existe prácticamente de todo: contacto con la naturaleza, expediciones arqueológicas, deportes extremos, gastronomía y escenarios increíbles para disfrutar de inolvidables días de placer y descanso.

La oferta de servicios es extraordinaria, la región está posicionada en lo más alto del turismo mundial. Su emblema, la oferta para visitantes que buscan un turismo Premium.

Navegar en la Laguna de Bacalar
Lleno de naturaleza e historia, este poblado, declarado Pueblo Mágico, es ideal para disfrutar de la versión más tranquila y paradisiaca del caribe mexicano. Con sus fantásticos colores verde claro y azul profundo es ideal para practicar buceo y esnórquel en alguno de los siete cenotes por los que está formada. A pesar de que existen recorridos en lancha de motor, lo ideal es practicar kayak para recorrerla, esto ayuda a preservar en buenas condiciones su ambiente natural.

Isla Holbox
Desde tiempos ancestrales, la Isla Holbox ya se consideraba un lugar de extrema belleza y era utilizada como sitio de relajación por los antiguos mayas. De blanca y fina arena, la isla es habitada por la comunidad maya; alrededor de la isla encuentras espectáculos naturales extraordinarios: delfines nadando a metros de distancia, miles de aves anidando en la copa de los árboles, flamencos rosas en época migratoria y tiburones ballena apareando (entre mayo y octubre). Ideal hospedarte en la propia isla para disfrutar de este paraíso.

Chiapas: Naturaleza exultante
La civilización maya con gran visión y enorme sabiduría construyó sus ciudades de acuerdo con la orografía que le presentaba el lugar. La selva y su gran biodiversidad, con cientos de especies de animales endémicos, fue el lugar perfecto para construir algunas de las ciudades más importantes de la civilización: Palenque, Bonampak, Toniná y Yaxchilán, entre otras.

En Chiapas, prácticamente, puedes elegir el viaje de tus sueños en cualquier tema: arqueología, aventura, religioso, placer. Nosotros te recomendamos tres opciones que te dejarán sin aliento…

Laguna Miramar
La reserva de la biosfera Montes Azules alberga este maravilloso cuerpo natural de agua con miles de hectáreas de terreno, el más grande de Chiapas y quizá el más hermoso. Sus tonos van desde el verde turquesa hasta el azul profundo. Aunque de difícil acceso, porque habrás de recorrer algunos tramos a pie o en caballo; la sensación de tenerlo frente a tus ojos es indescriptible.

El aroma que hipnotiza
Amanecer rodeados de plantaciones de café y sentir el aroma profundo desde el primer minuto del día es la carta de presentación. Además de caminar por sus jardines, andar en bicicleta de montaña o disfrutar de los sonidos de la selva antes de tomar un masaje relajante en su spa son una experiencia increíble.

Culturas vivas
Visitar Chiapas es entrar en contacto permanente con decenas de grupos étnicos que habitan su territorio. Los usos y costumbres de estas comunidades que respetan el legado de sus antepasados crean una atmósfera muy particular en cada rincón del estado. Los municipios de Zinacantán o San Juan Chamula en los Altos de Chiapas, a tan sólo 30 minutos de San Cristóbal de las Casas, son testimonios vivos de este arraigo cultural de sus habitantes, a quienes puedes conocer tejiendo bordados artísticos o diseñando artesanías con alguna materia prima que la misma tierra les ha dado.

Campeche: Vive el encanto de una ciudad amurallada
Dentro de sus atractivos ofrece una interesante mezcla de culturas y civilizaciones. En trayectos muy cortos serás testigo de la grandeza de la cultura maya y sus perfectas edificaciones enclavadas en la selva tropical, así como la trascendencia de la época de la colonia que heredó su legado en construcciones barrocas en los barrios más antiguos del centro de la capital.

Ciudad amurallada
En la actualidad, estas construcciones son fieles testigos de la histórica estrategia defensiva del puerto, y le dan a la ciudad un ambiente peculiar. Al interior de estas fortalezas, en una serie de recorridos, puedes conocer la historia completa que te transportará a la época de las invasiones. Son kilómetros de trayectoria con una espectacular vista al mar.

Viaje a la Reserva de la Biosfera de Los Petenes
Adentrarte en los humedales de Campeche es descubrir un impresionante mosaico de hábitats y ecosistemas de gran valor por su diversidad de flora y fauna. Estas pequeñas islas o islotes donde reina el manglar son refugio de aves migratorias y endémicas: el flamenco rosado, pelícanos, el cocodrilo de río, caimanes, garzas y loros; por lo que resulta fascinante hacer un safari fotográfico alrededor de su ambiente natural.

Descubriendo un espacio de selva
La zona arqueológica de Calakmul cuenta con un museo de sitio y destaca por las estelas que se han encontrado. Hasta el momento se han descubierto 117, más que en ninguna otra región maya, así como la cámara funeraria de la Estructura VII, donde se encontraron los restos de un individuo joven del sexo masculino, de entre 25 y 30 años de edad y estatura promedio de 1.62 metros, que perteneció a la alta jerarquía, ataviado con rica ofrenda consistente en piezas de jade, concha y cerámica.

Comments are closed.