Por Norma Esqueda

Acapulco, el puerto turístico más emblemático de México, sigue teniendo un encanto inigualable y un clima excepcional, donde la diversión nunca termina y la fiesta permanece hasta el amanecer.

Sin importar si ya lo visitaste o es la primera vez, Acapulco seduce por sus pintorescas calles, gastronomía marina, dulces típicos, bellas playas y, por supuesto, las atracciones turísticas que se han generado para hacer más placentera la estadía de sus visitantes.

Adrenalina en la playa
Para todos los amantes de realizar actividades acuáticas de aventura, Acapulco cuenta con un gran paisaje submarino, el cual incluye una amplia diversidad de arrecifes, cuevas y un clima tropical todo el año. La temperatura ronda los 25°C, aunque durante el día puede variar de acuerdo con las corrientes marinas; razones por las que es considerado el mejor lugar para quienes gustan de disfrutar de la adrenalina durante sus vacaciones.

En las profundidades del Pacífico, las posibilidades para bucear, practicar esnórquel y scuba son infinitas. La fauna marina es vasta y atractiva, por lo que se pueden observar una gran variedad de especies, como estrellas de mar, tortugas, delfines, caballitos de mar y miles de variedad de peces. Además, sus aguas tranquilas y cristalinas permiten observar las formaciones de corales, barcos hundidos y montañas inmersas, además de una capilla en el fondo del océano.

A lo largo de sus playas también podrás practicar algunos de los deportes acuáticos clásicos, como jetski y esquí acuático; así como otros que han tomado gran popularidad recientemente, como el windsurf, flyboard, aquaflying, aquajump y el paddle surf (SUP), actividades que debes disfrutar una vez que estás en este paradisiaco destino y que harán que tu corazón se acelere al máximo.

Aventura por las lagunas
Los cuerpos de agua de la región son magníficos escenarios en los que se pueden disfrutar de unas increíbles vacaciones en medio de una mezcla extraordinaria de agua dulce con el fabuloso ambiente selvático.

Laguna de Coyuca
Un recorrido en lancha te permitirá observar su frondosa vegetación: palmeral de cocoteros, manglares y lirios acuáticos flotando en las orillas, así como conocer la Isla Presidio, Isla Montoya y la Isla de los Pájaros, santuarios de aves típicas de la región; abundan garzas blancas y negras, pelícanos, patos buzo, marabús, avocetas, cigüeñas, gaviotas y otras aves tropicales.

En esta laguna se filmaron varias películas (como Tarzán y Rambo ll), por ello también es un magnífico escenario natural para rodajes de cintas nacionales e internacionales.

Laguna de Tres Palos
Famosa por el pequeño pueblo de gente sencilla y con sus propias costumbres. Lugar preferido por los amantes de la aventura.

Su fama internacional inició con la filmación de la película Tarzán por su naturaleza intacta, un paraíso para las garzas y aves acuáticas.

Para los aventureros se recomienda recorrer los canales de la laguna en jetski, alternativa para estar cerca de las aves tropicales más exóticas, pescar, nadar, contemplar la naturaleza y caminar por sus alrededores.

Laguna Negra
Está ubicada en Puerto Marqués, justo donde convergen los cuatro tipos de pantano; posee gran diversidad de manglares, en los cuales se pueden observar garzas, gaviotas, cocodrilos en vida silvestre, reptiles y peces.

También es posible tener una aventura a través de sus canales en lanchas del Shotover Jet, que alcanzan grandes velocidades y pueden girar hasta 360 grados en medio de este discreto paraíso tropical.

Sabor del mar
Como parte de su oferta culinaria, ofrece una amplia variedad de pescados y mariscos; entre los platillos más representativos destacan el pescado a la talla, caldo de cabeza de pescado, calamares rellenos, tamales de pescado a las hierbas, pulpo en vinagre, almejas con chorizo, coctel de mariscos, ceviche y el imperdible “vuelve a la vida”, además de morisqueta o arroz blanco, picaditas, pellizcadas y pescado frito recién salido del mar.

Es importante considerar que la gastronomía tiene su origen en la combinación de ingredientes prehispánicos y españoles. De ahí que el plato típico de Acapulco, por raro que parezca, no proviene del mar, sino de la misma tierra: el pozole (verde o blanco). Cada propuesta tiene, por tradición, su día asignado para disfrutarlo; el primero se disfruta los jueves; el segundo los miércoles y domingos. Representan una oportunidad para disfrutar de los exquisitos sabores regionales con la auténtica receta de nuestros antepasados. Legado que aún se conserva en el puerto.

En cuanto a los postres, los dulces de coco, leche, mango, plátano y tamarindo azucarado, enchilado o salado, son una verdadera delicia en cualquier momento del día.

Relajación total
Sin importar donde te encuentres, siempre es buen momento para decirle adiós al cansancio y al estrés. Es momento de consentirte y vivir al máximo una experiencia de sanación llena de energía.

Sumérgete en uno de los tantos centros de masaje que abundan y descubre un ambiente místico y exótico, donde los aromas, aceites y manos expertas de las terapeutas te llevarán a un estado de relajación profunda para conectar cuerpo y mente.

En la mayoría de los spas se aplican tratamientos al aire libre con vista a la playa, al mar o a la vegetación, brindando un estado de mayor tranquilidad y bienestar.

Después de consentirte, el puerto cuenta con una amplia gama de opciones para disfrutar de sus noches, ya sea en plan romántico, divertido o exclusivo.

Posee interminables bares y discotecas con un increíble ambiente, piano-bares, espectáculos en vivo, conciertos, eventos de ballet y obras de teatro, entre otras alternativas; la bahía ofrece diversión diseñada para todos los gustos y edades hasta el amanecer.

La gran variedad de lugares te permitirá organizar una velada a tu medida, en medio de una noche vibrante, tranquila o sofisticada. Lo único que necesitas es tener toda la actitud para divertirte hasta el amanecer.

Espectáculo y tradición
La Roqueta
La Isla de la Roqueta es un gran peñasco cubierto de vegetación y ofrece un pequeño y rústico encanto: Playa Roqueta; aquí se puede hacer esnórquel, bucear y remar en kayak. Para llegar, es necesario usar una lancha; salen del muelle de Caleta cada 45 minutos a lo largo del día. Además de dos hermosas playas, un faro, zonas de buceo para principiantes y para buzos experimentados, también cuenta con un zoológico, donde se observan monos, cocodrilos, leones, jirafas y tortugas, entre otros; eso, sin contar los animales que, por naturaleza, han encontrado ahí su hábitat.

La Quebrada
El espectáculo en La Quebrada comienza con el ascenso del clavadista por las grietas naturales del acantilado hasta llegar a la punta. Luego de su ritual, el clavadista se coloca en una pequeña plataforma ubicada a 35 metros de altura, desde donde realiza un gran salto con una duración de tres segundos, tiempo en el que debe considerar factores como el viento, la marea y el movimiento de las olas, debido a la gran velocidad que alcanza. Este show se puede presenciar por la tarde, o bien, admirarlo por la noche, con una iluminación especial; los clavadistas se lanzan de manera individual o en grupo de tres y con antorchas para crear un mejor efecto.

Atardeceres hipnóticos
La belleza y diversidad natural de México es única, por lo que encontrarás una razón más para apreciar lo que te rodea. Un espectáculo inolvidable es el atardecer en Acapulco. Déjate sorprender por una maravillosa y romántica puesta de sol, llena de color, con la mejor compañía a tu lado.

Uno de los lugares desde donde tendrás una vista inmejorable es La Quebrada, sitio preferido para contemplar el atardecer. De hecho, si eres de los más aventureros podrás lanzarte en parasailing y observar el brillo del mar y el cambio de colores.

Cualquier atardecer con vista al Océano Pacífico es espectacular, pero hay una magia especial en Pie de la Cuesta, tal vez sea la laguna que forma parte del paisaje, el ángulo del sol en relación a la costa, el gran número de aves atravesando el horizonte o la playa que se encuentra casi desértica con una vista completamente limpia, pero las tonalidades en el cielo son alucinantes.

En Playa la Condesa, dentro de la Zona Dorada, cientos de jóvenes esperan este mágico acontecimiento, bebiendo cocteles tropicales mientras disfrutan de este paraíso. Sobre el mar, algunas motos acuáticas circulan de un lado a otro, mientras los colores comienzan a variar de tonos en una acuarela interminable.

Acapulco se reinventa
Para continuar en la preferencia de los viajeros internacionales, este paradisiaco puerto se reinventa. Tan sólo en este año se están invirtiendo alrededor de $30 millones de dólares en proyectos de obra pública y privada. Entre los que se encuentran las remodelaciones de las principales avenidas y áreas turísticas para ofrecer a los visitantes mejores accesos a playas, zonas peatonales y hasta playas certificadas por el organismo internacional Blue Flag, que ha acreditado como 100% limpias las playas de Icacos I y II, Revolcadero I y II y, recientemente, la de Pie de la Cuesta.

Este mismo año fue inaugurado el nuevo y moderno edificio de la terminal aérea con una superficie de 18,800 m2 y una inversión superior a los $600 millones de pesos. Esta nueva terminal tendrá una capacidad para recibir a más de 1.3 millones de pasajeros al año, lo que representa un incremento del 50% con respecto a la capacidad anterior.

En lo que respecta a la infraestructura hotelera, diversos inmuebles de la Zona Dorada se están remodelando y modernizando sus instalaciones, con el propósito de elevar sus estándares de calidad para satisfacer las necesidades de los visitantes. Por ejemplo, el Gran Plaza Hotel, que a partir de este año será operado por Hoteles Hotsson, será sometido a un intenso programa de remozamiento. Otra propiedad que se está remodelando es el Hotel Calinda. Además, se inauguró el Hotel One, una propiedad cercana al aeropuerto de Acapulco, y la cadena Best Western anunció el inicio de operaciones en este puerto.

Otra gran muestra de la confianza que hay en Acapulco, es que Grupo Auto-Fin, propietario del complejo Mundo Imperial, invertirá mil millones de dólares en los próximos cinco años, periodo en el que construirá hoteles boutique, un área residencial, un hospital, un centro comercial, un eco-parque de diversiones, una universidad y un nuevo estadio de tenis. Asimismo, el pasado mes de marzo de 2017, la empresa inauguró la tirolesa más larga del mundo sobre el mar: Xtasea, una actividad que ha cautivado a los viajeros internacionales (hasta el mes de octubre se habían lanzado más de 15 mil personas de 53 países).

Estos son algunos ejemplos que muestran que Acapulco sigue siendo un ícono del turismo en México y del mundo, donde más allá de la belleza natural, los visitantes conectan con su gente, con su economía, con esos mágicos atardeceres y las mejores experiencias que sólo en este bello puerto se pueden vivir.

Comments are closed.