Por Norma Esqueda / Fotos: Eliher Hidalgo

La Bahía de Acapulco es considerada la más hermosa del mundo por sus espectaculares vistas y hermosas playas; además, posee un envidiable clima, atracciones culturales, ecoturísticas y de aventura, por eso es uno de los destinos favoritos de mexicanos y extranjeros.

Corredor cultural
Los nuevos museos se encuentran en el Corredor Cultural y Turístico en el Centro, corazón del Acapulco tradicional.
Las obras comprenden una superficie de 1,705 m2 y corresponden a la edificación del Museo de las Siete Regiones, la rehabilitación del Museo de la Máscara y la construcción del espacio para el Museo Histórico Naval de Acapulco; todos, junto al Fuerte de San Diego.
En estos recintos se puede apreciar un gran acervo cultural del estado a través de diversas obras pictóricas, monumentos y artículos de alto valor histórico, que se entrelazan con la tradición guerrerense.

Museo Histórico de Acapulco
“Fuerte de San Diego”
Para conocer este recinto lleno de cultura e historia, nos transportamos a su glorioso pasado, ese que lo convirtió en el puerto más importante de México. Bajo una arquitectura militar y un avanzado diseño de ingeniería del siglo XVIII, el Fuerte de San Diego se transformó en 1986 en un museo de sitio para contar, principalmente, el intercambio comercial que se realizaba entre México y Filipinas, además de ser el punto de almacenamiento para las mercancías que trasladó el legendario Galeón de Manila.
Es el monumento histórico más relevante del puerto de Acapulco y la fortaleza marítima más trascendental a todo lo largo del Océano Pacífico. Destaca por su singular traza geométrica en forma de estrella de cinco picos.
El contenido del museo se distribuye en 12 salas permanentes, donde se muestra la cronología histórica del puerto, desde los primeros pobladores, pasando por la actividad comercial de los navíos provenientes de Filipinas durante el virreinato, hasta la hazaña militar de Morelos en el movimiento de Independencia. También se observan máscaras prehispánicas, instrumentos náuticos, lacas orientales, textiles, 24 cañones (en la parte alta), carruajes y modelos de embarcaciones originales. Simplemente, una visita obligada para conocer los orígenes de este bello puerto.
(Hornitos y Morelos S/N, Centro).

Museo de la máscara
Para llegar al museo sólo hay que caminar por el Corredor Cultural y a unos pasos se encuentra esta joya. Para descubrir la historia que envuelve este recinto, nuestro guía, Jesús Balcázar, nos explicó, a través de un fascinante recorrido por la cultura nativa, el empleo de máscaras como medio para conocer parte de la cultura, creencias y hasta su religión.
Se exhiben alrededor de 285 piezas de todos tamaños, formas y colores. La colección completa es mucho más extensa –más de mil piezas–, pero el espacio es limitado para albergarlas todas. Algunas datan de hace más de 100 años, hechas en arcilla, barro, madera y piedra.
Estar en el museo es sumergirse en una colección de cientos de rostros multicolores con profundas raíces culturales, tanto indígenas, orientales, europeas y africanas que, sin duda, cautivarán a todos sus visitantes.

Museo de las Siete Regiones
Un recinto que muestra principalmente exposiciones temporales de diversos artistas guerrerenses, bajo una superficie de 600 m2. La sala de exposiciones está hecha con una estructura metálica y losa de acero con rampas para personas con capacidades diferentes y techumbre a base de velarias con lonas tensadas.

Museo Histórico Naval de Acapulco
A través de la experiencia de Marcelo Adano, director del museo, quien además se encarga de hacer los barcos a escala, descubrimos la fascinante historia del destino. Hay dos atracciones principales: su gran biblioteca con cientos de documentos y libros que trazan los hechos históricos de la región desde el punto de vista marítimo, y muchos documentos sobre la famosa ruta Acapulco – Manila.
La segunda es el taller de barcos, donde se observan réplicas de galeones famosos que hicieron la historia del puerto. Hay una exacta, donde se puede apreciar, a detalle, todo el proceso de construcción de un galeón español. Un lugar mágico donde la narrativa de don Marcelo nos muestra el arte, tradición y amor por este paradisiaco destino.

Aventura y adrenalina
Por las condiciones naturales de este sitio costero, los deportes náuticos son una de las más importantes actividades turísticas que se desarrollan aquí. Por sus vastas y hermosas playas, localizadas varias de ellas a un costado de espejos de agua, es una excelente oferta para la práctica de los deportes acuáticos.
SUP Aca (Plaza Marbella, por la Glorieta de la Diana) Costera Miguel Alemán S/N, local 28, Condesa. Tel. (744) 175-8196. www.supaca.com.mx) es una Operadora de Actividades Ecoturísticas que ofrece diferentes tours en la bahía. Cuenta con instructores capacitados que hacen que tu aventura sea segura y muy divertida.
Entre las actividades que puedes practicar se encuentran paddle surf, esnórquel, kayak y kayak con senderismo en El Morro. Los recorridos son idóneos para personas de cualquier edad y condición física. Debido a su experiencia y protocolos de seguridad, no es necesario saber nadar para emprender la aventura.
La práctica de estas disciplinas es una alternativa para los amantes de las olas y que disfrutan de la vida al aire libre y la aventura. Los deportes en el agua son la opción perfecta para quienes les encanta refrescarse y sentir al máximo la adrenalina correr por su cuerpo.

Un retiro a la orilla del mar
El restaurante Tres Marías (Av. Fuerza Aérea Mexicana No. 375. Col. Playa Pie de la Cuesta. Tel. (744) 460-0011. www.tresmariasacapulco.com) se encuentra justo al oeste y norte de la costa de Acapulco, entre la playa y la Laguna de Coyuca. Su vista lo hace el sitio ideal para disfrutar de una agradable puesta de sol mientras se disfruta de las especialidades, como el coctel y los tacos de camarón, el fabuloso pescado a la talla, el pulpo enamorado y el pollo al carbón. Su suculento sabor es la fórmula perfecta para la vista, olfato, sentido y relajación que envuelve este magnífico restaurante.
Además, cuenta con un club de ski donde se pueden practicar diferentes actividades acuáticas, además de gozar de un recorrido por la Laguna de Coyuca con sus 23 km de agua dulce.
Si prefieres la adrenalina, aprender ski acuático con el instructor Valdemar, un hombre con más de 40 años de experiencia, te será muy sencillo. Con paciencia y mucho entusiasmo, en menos de 10 minutos estarás surcando las aguas de la Laguna de Coyuca, pues así me pasó: después de la primera caída, perdí el miedo y se incrementó mi adrenalina, por lo que en menos de un abrir y cerrar de ojos, ya estaba esquiando. La emoción de sostenerme en los esquís mientras la lancha es conducida por el experimentado señor Moisés, es una experiencia única que debes vivir una vez que estás en este paraíso.
El Jardín Botánico “Esther Pliego de Salinas” (Universidad Loyola del Pacífico. Av. Heroico Colegio Militar S/N, Fracc. Cumbres de Llano Largo. www.acapulcobotanico.org) tiene un área específica dedicada a los árboles, un orquideario, tres estanques decorativos con plantas acuáticas y uno de captación de aguas pluviales, un anfiteatro al aire libre para eventos y conciertos con capacidad para 170 personas y un mirador.
La fauna principal son aves canoras, iguanas, boas constrictor, águilas pescadoras, escorpiones y chachalacas negra, entre otras especies.

Emoción extrema
Si te gusta que palpite fuerte tu corazón, no te debes perder la nueva atracción de Acapulco: la tirolesa Xtasea (Paseo de los Manglares 1007, Granjas del Marqués. Tel. 01-800-970-0970. www.xtasea.mx), la más grande del mundo sobre el mar. Recorre 1,800 metros a una velocidad de casi 120 km/h y cruza sobre la Bahía de Puerto Marqués a 100 metros de altura, donde cuatro personas podrán deslizarse de manera simultánea.
Una experiencia extrema llena de adrenalina y aventura, donde la emoción se incrementa cuando empiezas a volar como Superman y puedes ver pasar las gaviotas, distinguir los cardúmenes de sardinas y apreciar cómo entran los barcos a la bahía.
Una vez que termina la aventura podrás ingresar al restaurante Península, un lugar privilegiado, en el cual es posible admirar las más bellas puestas de sol acompañados de una refrescante vista al Océano Pacífico. Se manejan dos conceptos: la parte alta es bastante informal, donde se ofrecen snacks, pizzas, café y tienda de souvenirs. La parte de abajo es una terraza, con productos gourmet, pero sin lujos ostentosos.
Un deleite para los sentidos es el menú creado por el Top Chef Internacional Juantxo Sánchez, en el que toma elementos del mar y tierra tradicionales del estado para transformarlos en un verdadero festival de sabores.
En esta ocasión degustamos un trío de ceviches, ensalada de palmitos, mero moteado a la talla, pez espada a la mantequilla y de postre unos deliciosos buñuelos con helado de natas; una exquisitez que se deshace en la boca.

De Acapulco, el sabor
Además de sus playas, vida nocturna y amplias alternativas de entretenimiento, Acapulco cuenta con una gran oferta gastronómica; se pueden degustar desde los platillos más frescos del mar, hasta alta cocina internacional.
Por ejemplo, en Playa Caleta es una tradición pasar a La cabaña de Caleta (Playa Caleta lado oriente S/N, Fracc. Las Playas. Tel. (744) 482-5007. www.lacabanadecaleta.com), un restaurante con más de 75 años de historia, que maneja un concepto completamente costero y que se ha convertido en una parada obligada para comer los mariscos frescos del puerto, como el pulpo a la gallega, ensalada de pavo de mar, la mojarra a la diabla, el salmón a las finas hierbas o los camarones Guillermo. Cualquier platillo que elijas de la carta será una garantía de sazón y sabor.
Otra opción para degustar los sabores de Acapulco, es el restaurante La Vista (Av. Escénica No. 28, Col. Playa Guitarrón. Tel. (744) 446-5550), que tiene una terraza desde donde se aprecia una panorámica de toda la bahía. De día es posible ver los barcos que surcan sus aguas cristalinas, las lanchas que transportan a los turistas, así como el Museo Histórico de Acapulco “Fuerte de San Diego”.
Acompañados de esta magnífica vista, pudimos consentir al paladar con unos rollos Thai, una ensalada orgánica y un clásico coctel de camarones. Como plato fuerte, el imperdible mar y tierra, el rib eye y la suprema de pollo con salsa de mostaza. De postre, las crepas de cajeta; es un espectáculo ver cómo preparan en tu mesa la verdadera cajeta natural, flameada y servida en el momento con una bola de helado de vainilla.
Un complemento perfecto que despierta tus sentidos desde una de las partes más alta de Acapulco y con una vista inmejorable.

Una excursión de placer
Apartado del bullicio y las multitudes, el Hotel Encanto (Jacques Cousteau 51, Brisas del Marqués. Tel. (744) 446-7101. www.encantoacapulco.mx) se distingue por la tranquilidad y por estar en la parte más alta de uno de los mejores fraccionamientos de Acapulco, Brisas Marqués.
Estar aquí es introducirse de inmediato a otro mundo, donde sus muros blancos y sus grandes detalles de vegetación invitan a la relajación total. En la mayoría de las habitaciones (44), villas (19) y áreas del hotel se pueden apreciar majestuosas vistas al Pacífico, a la bahía y a un mundo verde, donde por las noches se dejan ver las casi desconocidas, por las nuevas generaciones, luciérnagas.
Es toda una experiencia nadar en la infinity pool, pues está en el punto más alto de la construcción, por lo que ofrece la sensación de estar flotando por encima del océano, ya que tiene unas vistas espectaculares: hacia el océano y la bahía.
Por las noches el embrujo y la magia invaden el hotel, se escuchan los susurros naturales de la fauna, como el inconfundible sonido de las chachalacas, búhos, urracas, pájaros carpinteros, chicharras y murciélagos. Como es un lugar de tanta vegetación, es posible toparse en la noche o al amanecer con algún mapache, armadillo, tejón y, escasamente, alguna despistada serpiente que salió a conocer las maravillas del lugar.
Posee una de las vistas más espectaculares que puedes encontrar desde lo alto de una de las colinas más exclusivas de Acapulco; un sitio que te encantará.

Comments are closed.