Por Norma Esqueda

Haz que tus vacaciones se conviertan en una aventura y no en un dolor de cabeza. Planifícalas y disfruta de todos los beneficios que obtienes por hacerlas con tiempo para que no sacrifiques actividades ni presupuesto.

En muchas ocasiones queremos salir de vacaciones y no sabemos por dónde empezar. Nos hacemos muchas preguntas sobre lo que debemos hacer antes y durante el viaje.

Considera todos estos factores para tener unas vacaciones de ensueño.

1. Organización
Para que un viaje sea placentero, depende de la planeación. Primero tienes que pensar en la temporada. Es más barato viajar en mayo, junio, septiembre y octubre, así como en la primera mitad de agosto y diciembre.

Los destinos están menos saturados y los paquetes All Inclusive son una excelente opción por precio, comodidad y servicio.

Los gastos a considerar son alimentación, alojamiento, transporte, entradas y tours.

2. Busca y compara
Una vez seleccionado el lugar, consulta sitios en internet, apps y diferentes agencias de viaje. Compara los precios, si puedes reservar y después cancelar sin ninguna penalización, hazlo, así puedes ir asegurando los mejores paquetes, vuelos, recorridos y hospedaje.

También es conveniente que leas blogs de viajes, preguntes en foros, interactúes con otros viajeros que han estado en los lugares que quieres conocer; infórmate de precios y ve analizando las posibilidades en costos, distancias y tiempos.

3. ¿Dónde te quedarás?
Al momento de seleccionar el hospedaje se puede lograr ahorrar muchísimo si consigues un All Inclusive. Es uno de los puntos a los que más se les destina presupuesto. Si vas a visitar varias ciudades y pasarás varias noches en cada una de ellas, lo mejor es reservar con bastante tiempo de anticipación para aprovechar las ofertas.

Últimamente, el couchsurfing está siendo de gran ayuda para los viajeros que viajan solos. Si te interesa, tienes que crear tu perfil, escribir el lugar del país, ciudad o a donde quieras ir y aparece una lista de personas que viven allí y están dispuestas a ofrecerte hospedaje, según las recomendaciones de quienes ya han hecho uso de este método es un sitio confiable.

4. Tus tarjetas al día
Si vas al extranjero, es importante que le avises a tu banco que estarás de viaje para que puedas realizar transacciones y no bloqueen tus tarjetas. Además, en algunos países, dependiendo de la temporada, manejan grandes descuentos y a meses sin intereses.

Otra opción es que utilices al máximo todos tus puntos y beneficios que has acumulado a lo largo del tiempo en tus tarjetas de crédito. Acércate con un asesor en tu banco para que te explique cuál es la mejor forma de aprovechar tus tarjetas al máximo.

5. ¿Dónde comer?
Es importante calcular el costo promedio de comida, dependiendo del destino a visitar. Por ejemplo, en México considera un promedio de $1,000 pesos por día para las tres comidas; en Estados Unidos, $50 dólares, y en Europa, 60 euros. Es en promedio en lugares de tres estrellas, si quieres ir a cenar con velas y vino tinto, el costo para gozar de ese momento especial, se incrementará.

También puedes preguntarle a la gente local por un buen lugar para comer, así encontrarás un rico platillo a buen precio.

6. Moneda local
Procura usar la moneda local del destino en el que te encuentres para realizar cualquier compra, de lo contrario, si pagas con alguna otra moneda, podrías ser objeto de alguna estafa al momento de hacer la conversión. Además, es más seguro y puedes evitar momentos desagradables o de tensión. Recuerda que estás de vacaciones.

7. Documentos
Es importante que te informes si necesitas visa o alguna vacuna para entrar al país que deseas visitar. Suelen ser trámites fastidiosos, pero necesarios. Considera tiempos de trámites y entregas, por ejemplo, en el caso de la visa, puede llevarte varias semanas. La información la puedes revisar en las páginas de los consulados. No olvides checar la fecha de vencimiento del pasaporte, porque en muchos países no puedes entrar si expira en menos de seis meses.

8. Transporte
Evalúa cuál es la mejor opción. ¿Desplazarte dentro del destino en autobús, transporte público, taxi o rentar un auto? Dependiendo de la fecha de tus vacaciones, puedes encontrar grandes descuentos en la renta de un vehículo, suele ser más seguro, cómodo y te ahorra mucho tiempo en los traslados.

9. Viaja ligero
Empaca sólo lo necesario. Elimina los “por si acaso”. Toma en cuenta el clima de los lugares que visitarás. Aunque te quede espacio, no lo llenes, porque eso te puede servir para guardar lo que adquieras en tu viaje. Recuerda que si sobrepasas el peso en el equipaje, las aerolíneas cobran un cargo adicional dependiendo del peso excedido.

10. Seguro de viajero
Aunque algunos lo consideran un gasto, la realidad es que el seguro de viaje es necesario, sobre todo ahora que se ha vuelto un requisito indispensable para poder visitar algunos países. Más que un gasto, es una inversión saber que estás viajando con una protección en caso de enfermedad, accidente, pérdida de maletas o de vuelos.

Existen varias aseguradoras que te explicarán paso a paso la cobertura y cómo hacerlo válido; además de proporcionarte precios bastante atractivos, respuesta inmediata y atención personalizada.

Comments are closed.